Visita a Valladolid

Visita a Valladolid

Visita a Valladolid

Si estás de vacaciones en Tulum y realmente deseas explorar la zona y conocer sitios los cuales admirar y disfrutar, existe un hermoso Pueblo Mágico ubicado en el estado de Yucatán, llamado Valladolid. Es una ciudad verdaderamente mágica y pacífica, llena de atracciones como edificios coloniales y hermosos hoteles con el mismo estilo de arquitectura. También es un excelente punto de referencia para visitar otros sitios igualmente interesantes como Chichen Itza, Ek Balam o los hermosos cenotes de la península. ¿Qué puedes ver en Valladolid? Checa esta guía rápida de los lugares imperdibles de este hermoso pueblo.

El Parque principal

Justo en el centro de la ciudad se encuentra el parque central de Valladolid, un sitio lleno de jardines y árboles imponentes donde puedes dar un paseo y probar un delicioso y refrescante helado de coco que venden ahí mismo. En el centro del parque, se encuentra una fuente conocida como «La Mestiza» que rinde homenaje a las mujeres yucatecas. Aquí puedes comenzar a sumergirte en la cultura local durante el día y sentir su vitalidad y actividad local por las noches. Las calles que rodean el parque central a menudo están cerradas a última hora de la noche, mientras que hay espectáculos de danza y musicales.

Catedral de San Gervasio

Ubicada en la calle 39 entre 40 y 42, frente al parque del cantón Francisco en el lado sur, Esta catedral tiene vista al parque central y es una hermosa iglesia con arquitectura detallada. La catedral ofrece servicios diarios para que cualquiera pueda acudir si así lo decide. Está bellamente iluminada por las noches y a menudo se celebran bellas bodas mexicanas. Su interior es sencillo y tiene una zona de catacumbas con nichos que datan del siglo XVIII, totalmente accesibles al público.

Palacio Municipal

Frente al parque central, el palacio municipal es un edificio del siglo XVI con dos pisos, y en el segundo piso hay pinturas al óleo que narran pasajes sobre la historia de Valladolid. La vista desde los balcones es hermosa porque el parque y la Catedral de San Gervasio se puede observar desde aquí. Sin duda, un lugar que vale la pena visitar, donde podrá relajarse un poco y apreciar la vista, tomar fotografías y disfrutar del ambiente tranquilo de la ciudad de Valladolid.

Iglesia de la Candelaria

Frente a esta iglesia, hay un parque bellísimo y tranquilo en el que se llevan a cabo eventos culturales y comunitarios todos los fines de semana; Además, si estás aquí el 2 de febrero, puedes participar en la fiesta que se lleva a cabo en la iglesia, música local en vivo, comida típica de Yucatán y el mejor ambiente. Los españoles construyeron esta iglesia sobre una pirámide maya  que fue demolida, usando algunas de las piedras de la pirámide para construir la iglesia misma. Tomar una foto de este símbolo icónico de Valladolid es definitivamente una de las mejores cosas que hacer en Valladolid. Sólo asegúrate de verla durante el día y por la noche, ya que la vista es completamente diferente. 

Museo de San Roque 

Dentro de una casa del siglo XVI se ubica este modesto pero emocionante museo que exhibe piezas arqueológicas, utensilios de medicina de la antigua cultura maya y artesanías de una antigüedad considerable. Sin duda un lugar para visitar si está interesado en conocer La historia de Valladolid y la vida de la antigua cultura maya. Dale una oportunidad, estamos seguros de que no te arrepentirás.

Convento de San Bernardino de Siena

Solía ​​ser uno de los conventos de la Orden Franciscana en 1552, tiene grandes murales pintados a mano y vastos patios cerrados por paredes y también tiene un cenote con el nombre de Sis-Há, y hay una espaciosa explanada en el área circundante donde resulta encantador pasear y contemplar la construcción y los jardines.

Una visita a Valladolid es excelente para conocer la verdadera cultura y tradiciones de Mèxico. Si quiere darle un giro a tus vacaciones en Tulum y enriquecer tu visita, es un tour que no puedes perderte.

Visita a Chichen Itza

Visita a Chichen Itza

Visita a Chichen Itzá

Chichen Itzá es una de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo de la UNESCO, y también un patrimonio de la humanidad. Esta zona arqueológica está ubicada directamente en el corazón de la zona maya y antaño fue una de las ciudades más importantes para la civilización maya. Por esto y más, Chichen Itzá es una de las mejores cosas por hacer si te encuentras de vacaciones en Tulum.

Durante tu visita, no te puedes perder de los puntos más destacables de la zona arqueológica de Chichén Itzá:

Templo de Kukulkán

Esta imponente pirámide se ubica justo en el centro de la zona arqueológica y es el símbolo más conocido a nivel mundial de la antigua cultura maya, se le conoce también como “El Castillo”.  Es un monumento dedicado al dios Kukulkán, la serpiente emplumada y dios del sol. Es un templo espectacular. Si tu visita es realizada durante el equinoccio de primavera o de otoño, puedes apreciar un espectáculo de sombras diseñado siglos atrás por los mismos mayas, en el cual una sombra con forma de serpiente se proyecta por encima de los escalones de una de las caras de la pirámide y comienza a descender por las mismas. Una ilusión óptica impresionante y algo que debes observar por lo menos una vez en la vida.

La pirámide está plasmada de referencias al calendario maya. Cuenta con 9 terrazas divididas en dos secciones cada una que da como resultado 18, que recuerdan a los 18 meses del calendario maya, es impresionante y un recordatorio de la increíble sabiduría y conocimiento de los astrónomos mayas.

Arena del juego de pelota

Dentro de la zona arqueológica de Chichén Itzá se encuentran al menos 8 arenas para el juego de pelota, un juego o ceremonia ritualística que los antiguos mayas practicaban para hacer sacrificios a los dioses, en el cual la meta era pasar una pelota de hule a través de un anillo ubicado en el centro de la arena. Los jugadores solo podrán pasar la pelota entre los miembros del equipo y a través de este anillo usando codos, hombros, cadera y tobillos.  Al final del juego los miembros del equipo ganador eran sacrificados (no los perdedores como podría pensarse) pues para la antigua cultura maya servir a los dioses era una máxima dentro de la cultura y religión.

La arena principal está cuidadosamente detallada con representaciones grabadas de serpientes en la roca de los muros y el anillo del juego y murales representando el propio juego el cual parecía ser bastante violento.  Lo importante es que lo veas con tus propios ojos y seas testigo de su magnificencia y esperamos que esta información te sea de utilidad para conocer un poco mejor de qué trata todo esto.

 

El templo de las calaveras

justo a un lado de la arena del juego de pelota se encuentra el Tzompantli o templo de las calaveras, este es uno de los sitios o templos más fascinantes y un tanto tenebroso también. Es una plataforma baja cubierta por cráneos tallados por todos lados, aquí eran exhibidas las cabezas de los sacrificados por ceremonias y también por el juego de pelota.  

El observatorio o Caracol

Este es un edificio con forma circular encima de una gran plataforma cuadrada que data de 906 A.C. aproximadamente, se cree que fungía como un observatorio en donde los antiguos astrónomos mayas podían estudiar los fenómenos celestes, enfocado en la trayectoria de venus debido a su ubicación. Es un edificio muy especial pues destaca una de las principales funciones que se desarrollaban en esta antigua ciudad maya y la importancia que los antiguos mayas le prestaban a las estrellas y otros cuerpos celestiales, estando allí puedes sentir la pasión de estos astrónomos de la antigüedad. Como último dato curioso el nombre que se le da de “el caracol” se debe a las escaleras con forma de espiral que en su interior se encuentran.

Templo de los guerreros

Este templo es una gran pirámide escalonada y su nombre se debe a las columnas talladas que la rodean, cada una de estas representando guerreros de pie que dan la sensación de ser guardianes en vigía del templo, esta edificación es similar a la que se encuentra en Tula, Hidalgo de la capital tolteca conocido como Templo B, lo que nos da indicios de un cruce entre ambas culturas, sin embargo el templo de los guerreros de la zona arqueológica de Chichén Itzá es de un tamaño mayor. En la parte superior de la escalera ya en la cima del templo se encuentra una estatua que representa a una figura reclinada apoyándose en sus codos con un disco sobre su estómago, al que se le conoce como Chac Mool. Este templo es increíble como muchos monumentos mas que se encuentran en esta zona arqueológica.

Sabemos que leer sobre Chichen Itzá no es tan emocionante como una visita real, por lo que si estás buscando cosas por hacer en Tulum, asegúrate de programar una visita a este impresionante sitio para disfrutar de una experiencia inolvidable.

 

Muyil

Muyil

Muyil

En Tulum, hay algo que ver y experimentar para prácticamente todos. Desde los lujosos hoteles boutique de lujo hasta la opción de acampar bajo las estrellas, en Tulum siempre encontrar la opción que se adecúe a lo que necesitas. Una de las mejores cosas que hacer en Tulum es probar cosas nuevas y aventurarse, en este caso, te recomendamos visitar Muyil para una combinación de aventura  arqueológica y contacto con la naturaleza.

Muyil es un hermoso sitio arqueológico dentro de la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an, justo en el corazón de la selva (¡no olvides tu repelente de mosquitos biodegradable!) En el que serás testigo de la belleza de las ruinas de Xlapak rodeadas por la exuberante selva maya. Llegar a Muyil desde Tulum es fácil pues se encuentra a solo 25 minutos del centro en dirección a Chetumal. Definitivamente vale la pena.

Un recorrido por Muyil es corto pero muy atractivo. En este sitio caminarás por las ruinas y aprenderás sobre este fantástico lugar ceremonial antiguo. Es un sitio relativamente pequeño pero ofrece un educativo y maravilloso recorrido. Disfrutarás de una hermosa caminata por la selva, donde pájaros y monos te darán una serenata. Y si eres amante de los perros,  te encantará descubrir que hay perros residentes que aman liderar el camino y cuidan a los visitantes.

Una vez que llegues al final del camino, encontrarás una puerta que te lleva a un un puente de madera casi inmerso en la jungla y que llega a un mirador de madera, donde te maravillarás la vista de la belleza pintoresca de Muyil.

Al finalizar el recorrido, puedes tomar un paseo en bote por las tranquilas aguas de los canales de la laguna de Muyil a través de manglares con un guía experto. La corriente te  llevará a la laguna de aguas cristalinas de Muyil y Chunyaxche para disfrutar del paisaje y la naturaleza. Pasarás un poco más de la mitad de tu día inmerso en esta mezcla única de cultura y naturaleza. Podrás maravillarte con el avistamiento de aves ya que la Biosfera alberga más de 350 tipos diferentes de especies.

Esta aventura ecológica te brindará una visión más completa de la rica historia de México y podrás admirar algunos hábitats selváticos que se han conservado intactos, tanto en tierra como en agua. Todas estas maravillas están muy poca distancia de tu hotel en Tulum, esperando que las hagas parte de tus vacaciones. ¡No te pierdas de una visita a Muyil desde Tulum!

Visita a las Ruinas de Tulum

Visita a las Ruinas de Tulum

Visita a las Ruinas de Tulum

Probablemente haya escuchado sobre las ruinas de Tulum y su belleza única, que las hacen una visita obligada durante tus vacaciones en Tulum. ¿Pero realmente vale la pena? ¿Te han contado lo que realmente necesitas saber del lugar, como, ¿qué hay que hacer, cuánto tiempo debes pasar allí, etc.? Checa esta guía rápida pensada para quienes quizás tengan poco tiempo pero que quieran aprovechar al máximo su estancia en Tulum. Sigue leyendo y estarás listo para tomar la mejor decisión.

Tulum es el sitio arqueológico más visitado de México.

Tulum es famoso por sus playas de arena blanca y aguas turquesas y por el clima perfecto. ¡Ahora imagina un antiguo vestigio arqueológico con ese paisaje caribeño de fondo! Las ruinas de Tulum son el único sitio arqueológico construido en un acantilado junto al mar Caribe, por lo que el lugar es un escenario único buscado por los fotógrafos de Instagram, los amantes de las selfie, los fotógrafos profesionales y en general todos aquellos en busca de la foto perfecta de sus vacaciones. Debido a su popularidad, el lugar siempre se llena de gente, así que si planeas visitarlo, asegúrate de llegar alrededor de las 8 am o antes de la hora de cierre (alrededor de las 4 pm es my buen tiempo para ir).

Llegar a las ruinas es fácil.

Hay muchas opciones de transporte y tours disponibles. La mejor será la que creas que se ajusta mejor a tus tiempos. Si eres del tipo aventurero y no te gusta depender de otros, toma un taxi del hotel o mejor aún: ¡alquila una bicicleta! Las ruinas de Tulum están a 20 minutos de la zona hotelera o a 20 minutos del centro de Tulum. A algunas personas les gusta pedir aventón sobre la zona hotelera o la carretera porque casi todos vehículos que pasan van camino al sitio, por lo que puedes tener suerte y obtener un viaje gratis.

Si no tiene ganas de hacer mucho esfuerzo – pues estás de vacaciones-, puedes reservar un tour con transporte y guías expertos que compartirán información útil que hará de tu visita una experiencia completa.

Se puede nadar en la playa de las ruinas de Tulum.

En Tulum hace mucho calor. Así que además de traer ropa cómoda, una gorra yusar bloqueador solar biodegradable, no olvides tu traje de baño, ya que puedes nadar en el mar Caribe pues hay un acceso justo debajo del acantilado de las ruinas de Tulum. No pierdas la oportunidad de refrescarte en el mar mientras aprecias las ruinas desde un perspectiva diferente.

No necesitas pasar todo el día allí.

Como dijimos antes, una visita a las ruinas de Tulum no te llevará más de 2 horas, lo que lo convierte en una de las cosas imperdibles que puedes hacer en Tulum, incluso cuando no tienes mucho tiempo. Llegar te toma unos 20 minutos y puede visitar, tomar muchas fotos, nadar o broncearse en la playa y regresar al hotel o tomar alguna otra excursión. Ten en cuenta que las ruinas pueden llenarse de gente muy rápido, así que trata de llegar muy temprano. 

¿Qué llevar a las ruinas? 

Mucha agua. El clima tropical puede ser tan bueno o tan malo como quieras, dependiendo de cómo lo manejes. Manten tu cuerpo hidratado y usa protector solar biodegradable, ponte gorra o sombrero, incluso si está nublado. Recomendamos usar repelente de insectos y ropa cómoda. Lleva dinero en efectivo en caso de que quieras hacer algunas compras en la entrada, donde podrás encontrar algunos restaurantes y un Starbucks. La mayoría de los lugares aceptan tarjetas, pero siempre es mejor traer algo de efectivo. 

Qué no hacer. 

No toques lo que no se debe tocar. Eso incluye vestigios arqueológicos, animales, plantas y personas. Parece un poco obvio, pero algunos turistas simplemente no saben cómo comportarse. Es una cuestión de sentido común, y te sorprenderás de cuánta gente no lo tiene.

Esperamos que te guste visitar las ruinas de Tulum, un lugar místico y hermoso.

 

Coba

Coba

Coba

Uno de los sitios arqueológicos más importantes cerca de Tulum es Cobá, pero es probable que no hayas escuchado mucho sobre este lugar en comparación con otros sitios populares como Chichén Itzá, pero Coba es un vestigio realmente hermoso que no puedes perderte cuando visitas Tulum.

Coba fue una ciudad importante para la Civilización Maya y llegó a tener una población estimada de más de 50,000 habitantes en su apogeo. A lo largo de sus “caminos blacos” (llamados sacbe) se encuentran distintos monumentos y edificios altos y ya que este sitio no ha sufrido tantas alteraciones en aras del turismo, visitarlo te da la sensación de explorar un lugar sin descubrir. 

Se cree que Cobá fue una vez la ciudad más poderosa de la región, desde donde se controlaban tierras de cultivo, rutas comerciales y las fuentes de agua de la región. Al n ser un sitio tan popular, el lugar nunca está realmente abarrotado de turistas, por lo que puedes disfrutar de un montón de tiempo admirando la piedra tallada, los impresionantes edificios y, por supuesto, la vista desde la cima del gran Templo de Nohoc Mul, una impresionante pirámide de 138 pies de altura con 120 escalones de piedra que puedes escalar. Puede que no sea fácil, pero una vez que llegues a la cima, entenderás que valió la pena la subida. El exuberante paisaje de la selva que se extiende en todas las direcciones es un espectáculo fascinante que definitivamente debes contemplar. 

Visitar Coba es una actividad ideal para disfrutar con la familia y los amigos por su versatilidad. Puedes explorarla caminando por los senderos de la selva, pero también puedes alquilar una bicicleta en la entrada para una experiencia completamente diferente, recorriendo el sitio mientras pedaleas. Las personas con dificultades para caminar o que simplemente no quieren, pueden alquilar un «bicitaxi» que lo lleve a cada uno de los puntos destacados del sitio. También puedes contratar a un guía profesional para aprovechar al máximo su visita y aprender todo sobre el lugar. 

Para que tu visita sea óptima, no olvides llevar ropa cómoda, zapatos adecuados para caminar o tenis (no uses chanclas, te arrepentirá de llevarlas), protector solar biodegradable y repelente de insectos, sombrero o gorra y dinero en efectivo para los souvenirs.

Una visita a Coba no está completa sin darse un chapuzón en las refrescantes aguas cristalinas de un cenote. Hay muchas de estas espectaculares piscinas naturales en los alrededores y están abiertos para los visitantes, así que no olvides tu traje de baño y equipo de snorkel.

Así que ya sabes! ¡Visita Coba desde Tulum y haz que tus vacaciones sean inolvidables!