Visita a Chichen Itzá

Chichen Itzá es una de las Nuevas 7 Maravillas del Mundo de la UNESCO, y también un patrimonio de la humanidad. Esta zona arqueológica está ubicada directamente en el corazón de la zona maya y antaño fue una de las ciudades más importantes para la civilización maya. Por esto y más, Chichen Itzá es una de las mejores cosas por hacer si te encuentras de vacaciones en Tulum.

Durante tu visita, no te puedes perder de los puntos más destacables de la zona arqueológica de Chichén Itzá:

Templo de Kukulkán

Esta imponente pirámide se ubica justo en el centro de la zona arqueológica y es el símbolo más conocido a nivel mundial de la antigua cultura maya, se le conoce también como “El Castillo”.  Es un monumento dedicado al dios Kukulkán, la serpiente emplumada y dios del sol. Es un templo espectacular. Si tu visita es realizada durante el equinoccio de primavera o de otoño, puedes apreciar un espectáculo de sombras diseñado siglos atrás por los mismos mayas, en el cual una sombra con forma de serpiente se proyecta por encima de los escalones de una de las caras de la pirámide y comienza a descender por las mismas. Una ilusión óptica impresionante y algo que debes observar por lo menos una vez en la vida.

La pirámide está plasmada de referencias al calendario maya. Cuenta con 9 terrazas divididas en dos secciones cada una que da como resultado 18, que recuerdan a los 18 meses del calendario maya, es impresionante y un recordatorio de la increíble sabiduría y conocimiento de los astrónomos mayas.

Arena del juego de pelota

Dentro de la zona arqueológica de Chichén Itzá se encuentran al menos 8 arenas para el juego de pelota, un juego o ceremonia ritualística que los antiguos mayas practicaban para hacer sacrificios a los dioses, en el cual la meta era pasar una pelota de hule a través de un anillo ubicado en el centro de la arena. Los jugadores solo podrán pasar la pelota entre los miembros del equipo y a través de este anillo usando codos, hombros, cadera y tobillos.  Al final del juego los miembros del equipo ganador eran sacrificados (no los perdedores como podría pensarse) pues para la antigua cultura maya servir a los dioses era una máxima dentro de la cultura y religión.

La arena principal está cuidadosamente detallada con representaciones grabadas de serpientes en la roca de los muros y el anillo del juego y murales representando el propio juego el cual parecía ser bastante violento.  Lo importante es que lo veas con tus propios ojos y seas testigo de su magnificencia y esperamos que esta información te sea de utilidad para conocer un poco mejor de qué trata todo esto.

 

El templo de las calaveras

justo a un lado de la arena del juego de pelota se encuentra el Tzompantli o templo de las calaveras, este es uno de los sitios o templos más fascinantes y un tanto tenebroso también. Es una plataforma baja cubierta por cráneos tallados por todos lados, aquí eran exhibidas las cabezas de los sacrificados por ceremonias y también por el juego de pelota.  

El observatorio o Caracol

Este es un edificio con forma circular encima de una gran plataforma cuadrada que data de 906 A.C. aproximadamente, se cree que fungía como un observatorio en donde los antiguos astrónomos mayas podían estudiar los fenómenos celestes, enfocado en la trayectoria de venus debido a su ubicación. Es un edificio muy especial pues destaca una de las principales funciones que se desarrollaban en esta antigua ciudad maya y la importancia que los antiguos mayas le prestaban a las estrellas y otros cuerpos celestiales, estando allí puedes sentir la pasión de estos astrónomos de la antigüedad. Como último dato curioso el nombre que se le da de “el caracol” se debe a las escaleras con forma de espiral que en su interior se encuentran.

Templo de los guerreros

Este templo es una gran pirámide escalonada y su nombre se debe a las columnas talladas que la rodean, cada una de estas representando guerreros de pie que dan la sensación de ser guardianes en vigía del templo, esta edificación es similar a la que se encuentra en Tula, Hidalgo de la capital tolteca conocido como Templo B, lo que nos da indicios de un cruce entre ambas culturas, sin embargo el templo de los guerreros de la zona arqueológica de Chichén Itzá es de un tamaño mayor. En la parte superior de la escalera ya en la cima del templo se encuentra una estatua que representa a una figura reclinada apoyándose en sus codos con un disco sobre su estómago, al que se le conoce como Chac Mool. Este templo es increíble como muchos monumentos mas que se encuentran en esta zona arqueológica.

Sabemos que leer sobre Chichen Itzá no es tan emocionante como una visita real, por lo que si estás buscando cosas por hacer en Tulum, asegúrate de programar una visita a este impresionante sitio para disfrutar de una experiencia inolvidable.